29 diciembre, 2011

La Chequera del Banco de la Fe - 29 de Diciembre


“Y hasta la vejez yo mismo, y hasta las canas os soportaré yo: yo hice, yo llevaré, yo soportaré y guardaré.” Isaías 46:4.
El año ya está muy viejo, y he aquí una promesa para nuestros amigos ancianos; sí, y también para todos nosotros, cuando la ancianidad se apodere de nosotros. Si vivimos lo suficiente, todos tendremos cabellos grises; por tanto, muy bien podemos disfrutar de esta promesa con la visión anticipada de la fe.
Cuando nos volvamos viejos, nuestro Dios todavía será el YO SOY, y permanecerá por siempre siendo el mismo. Los cabellos blancos hablan de nuestro deterioro, pero Él no experimenta deterioro. Cuando no podamos llevar ningún peso, y a duras penas podamos sostenernos, el Señor cargará con nosotros. De la misma manera que en nuestros años mozos Él nos cargó como ovejas en Su pecho, lo mismo hará en nuestros años de debilidad.
Él nos hizo, y Él nos cuidará. Cuando nos convirtamos en una carga para nuestros amigos, y en un peso para nosotros mismos, el Señor no nos arrojará con una sacudida, sino más bien nos alzará y nos cargará y nos librará más plenamente que nunca. En muchos casos el Señor otorga a Sus siervos un atardecer prolongado y tranquilo. Ellos trabajaron arduamente durante todo el día y se desgastaron en el servicio de su Señor, y por eso les dijo: “Ahora reposen en anticipación de aquel Día de Reposo eterno que he preparado para ustedes.” No hemos de temer a la vejez. Hemos de envejecer graciosamente, puesto que el propio Señor está con nosotros en la plenitud de la gracia.

La Chequera del Banco de la Fe. Traducción de Allan Román

29 noviembre, 2011

“El que creyere, no se apresure.” Isaías 28:16.

Se apresurará para obedecer los mandamientos del Señor; pero no se apresurará con ningún sentido de impaciencia o de impropiedad.
No se apresurará a huir, pues no se verá sobrecogido del miedo que provoca el pánico. Cuando otras personas vuelan por aquí y por allá como si la razón les hubiere fallado, el creyente estará tranquilo, calmado, y resuelto, y así será capaz de actuar sabiamente en la hora de la prueba.
No se apresurará en sus expectativas, ansiando sus cosas buenas de inmediato y al punto; sino que esperará el tiempo de Dios. Algunos sienten una prisa desesperada para tener el pájaro en la mano, pues consideran la promesa del Señor como un pájaro volando, que no es probable que sea suyo. Los creyentes saben esperar.
No se apresurará lanzándose a una acción indebida o cuestionable. La incredulidad ha de hacer algo, y así obra su propia ruina; pero la fe no se apresura por encima del progreso razonable, y así no se ve forzado a regresar tristemente por el camino que siguió imprudentemente.
¿Qué sucede conmigo? ¿Estoy creyendo, y, por tanto, estoy manteniendo el paso del creyente, que consiste en caminar con Dios? ¡Paz, agitado espíritu! ¡Oh, reposa en el Señor, y espéralo pacientemente! ¡Corazón, asegúrate de hacer esto de inmediato!

La Chequera del Banco de la Fe. Traducción de Allan Román

Spurgeon, C. H. (2008). La Chequera del Banco de la Fe. Bellingham, WA: Logos Research Systems, Inc.

08 noviembre, 2011


Relaciones que no convienen
Entonces también dijo otro: Te seguiré, Señor; pero déjame que me despida primero de los que están en mi casa. Jesús le contestó: Ninguno que, habiendo puesto su mano en el arado, mira hacia atrás es apto para el reino de Dios. Lucas 9.61
El texto de hoy nos presenta al tercer individuo que expone Lucas. Como hemos observado anteriormente, el reino no admite voluntarios, aunque muchas veces nuestra actitud hacia la vida cristiana pareciera indicar que nosotros escogimos a Dios. El Nuevo Testamento claramente indica que todos los que caminan con él lo hacen porque han sido alcanzados por su misericordia.
La persona en este pasaje también deseaba incorporarse al grupo de seguidores que acompañaban a Cristo en todo momento. ¿Habría pensado que el Señor se iba a sentir impresionado por su abnegada entrega? No importa cual fuera su motivación, él tenía una condición para su entrega, un «pero», y sabemos bien que no podemos imponer condiciones a Aquel que va a ocupar el lugar de amo en nuestras vidas. El deseo de este varón era primeramente despedirse de los de su casa.
La cortesía de saludar a sus parientes y amigos antes de embarcarse en esta aventura es muy meritoria. Mas Cristo detectaba en el corazón de él vínculos con su entorno que no eran sanos. Quizás existía la posibilidad de que, volviendo para saludarlos, trataran de convencerlo de que desistiera de su cometido. Quizás lo iban a entretener con otras actividades que lo demorarían innecesariamente. El hecho es que estas personas representaban una amenaza a quien requería de un compromiso claro y sin vacilaciones para seguir a Cristo.
Como en tantas otras ocasiones Jesús puso un ejemplo de la vida cotidiana para ayudarlo a entender cuál era el peligro al que se estaba enfrentando. ¿Quién de sus oyentes no había visto a un hombre arando el campo con su yunta de bueyes? El pesado arado requería de toda la fuerza de los animales para remover la tierra, pero también necesitaba de la concentración del labrador para que los surcos salieran derechos y así facilitaran la tarea de sembrado. Ningún campesino podía arar correctamente la tierra si estaba continuamente volteándose para mirar hacia atrás.
El mensaje es claro. Seguir a Cristo requiere de un compromiso que no ceda a las distracciones. Es decir, necesitamos estar absolutamente atentos a la dirección en la cual se está moviendo, a sus palabras, a los aspectos de nuestra vida con los que quiere tratar. Todo esto será difícil si estamos distraídos con otros asuntos ajenos al reino, tan difícil como captar la atención de un niño cuando está enteramente absorto con su juguete favorito. Del mismo modo, en nuestro andar cotidiano, muchas veces nos entretenemos con actividades y pasiones que nos desvían de nuestra devoción a Cristo.
Para pensar:
Para los que estamos al frente de ministerios de formación ¡qué importante es tener un claro objetivo hacia el cual dirigirnos! Existen tantas actividades en la iglesia que son meras distracciones. El obrero eficaz nunca pierde de vista que ha sido llamado a participar en la transformación de vidas. Todo lo que hace debe estar al servicio de este cometido.

Shaw, C. (2005). Alza tus ojos. San José, Costa Rica, Centroamérica: Desarrollo Cristiano Internacional.



19 octubre, 2011

“Sino que te castigaré con justicia.” Jeremías 30:11.

“Sino que te castigaré con justicia.” Jeremías 30:11.

Ser dejado sin corrección sería un signo fatal: demostraría que el Señor habría dicho: “Es dado a ídolos; déjalo.” ¡Que Dios nos conceda que esa no sea nunca nuestra porción! La prosperidad ininterrumpida es algo que debe causarnos miedo y temblor. Dios reprende y disciplina a todos aquellos a quienes ama tiernamente, pero permite que aquellos por los que no tiene estima se engorden sin temor, como novillos destinados al matadero. Es en amor que nuestro Padre celestial usa la vara para con Sus hijos. Sin embargo, es preciso ver que la corrección es “con justicia”: Él nos da amor sin medida, pero el castigo es “con justicia.” Igual que bajo la antigua ley ningún israelita podía recibir más de “cuarenta azotes menos uno”, que garantizaba un conteo cuidadoso y un sufrimiento limitado, así sucede con cada miembro afligido de la casa de la fe: cada golpe es contado. Nuestro castigo es regulado según la medida de la sabiduría, de la simpatía y del amor. Lejos esté de nosotros rebelarnos contra esas estipulaciones tan divinas. Señor, si Tú estás a mi lado para medir las amargas gotas para mi copa, me corresponde tomarla alegremente de Tu mano, y beberla de acuerdo a tus instrucciones, diciendo: “Hágase tu voluntad.” La Chequera del Banco de la Fe.

Traducción de Allan Román Spurgeon, C. H. (2008).
La Chequera del Banco de la Fe. Bellingham,

14 agosto, 2011

LECTURAS VESPERTINAS – AGOSTO 14 – Charles H. Spurgeon

“Tengo conocidas sus angustias”. Éxodo 3:7.

EL niño se alegra mientras canta: “Esto lo sabe mi padre”. ¿Y no nos consolaremos nosotros al saber que nuestro querido Amigo y tierno Esposo del alma conoce todo lo que nos pasa?
1. El es el Médico y, si él lo sabe todo, no hay necesidad de que el paciente lo sepa. ¡Silencio, necio, agitado, curioso y desconfiado corazón! Lo que no conoces ahora lo conocerás después; mientras tanto Jesús, el Médico amado, sabe que tu alma está en adversidad. ¿Por qué necesita el paciente analizar toda la medicina o estimar todos los síntomas? Eso es obra del médico, no mía; mi cometido es confiar y el suyo prescribir. Si él escribe su receta con letras incomprensibles, que yo no puedo leer, no me inquietaré por eso, sino confiaré en que su infalible pericia hará que todo sea claro en cuanto al resultado, aunque sea misterioso en cuanto a obrarlo.
2. El es el Maestro, y su conocimiento debe suplantar al nuestro. Nosotros debemos obedecer, no juzgar. “El siervo no sabe lo que hace su señor”. ¿Explicará el arquitecto sus planes a todos los peones que están en la obra? ¿No es suficiente que él conozca su designio? El vaso sobre la rueda no sospecha sobre qué modelo será conformado, pero si el alfarero entiende su arte, ¿qué importa la ignorancia del barro? Mi Señor no debe ser vejado más con preguntas de un ignorante como yo.
3. El es la Cabeza. Todo entendimiento se concreta allí. ¿Qué discernimiento tiene el brazo? ¿Qué comprensión tiene el pie? Toda facultad para conocer está en la cabeza. ¿Por qué cada miembro ha de tener un cerebro para sí cuando la cabeza cumple esa función intelectual? Aquí, pues, debe el creyente esperar consuelo en la enfermedad; no que él pueda ver el fin, sino que Jesús lo conoce todo. Bondadoso Señor, sé tú siempre para nosotros ojo, alma y cabeza, y permítenos estar contentos con conocer solamente lo que tú escoges para revelarnos.

Fuente: LECTURAS VESPERTINAS de Charles Haddon Spurgeon.

17 julio, 2011

SUBLIME BÚSQUEDA

Esfuerzo, Dedicación y Entrega

En la vida digamoslo de alguna manera:secular, muchos tienen sueños, metas, y se lleva al limite el cuerpo, la mente y hasta a veces el alma y la vida, para cumplir esos propósitos egoístas(Algo que está en la mayoría de corazones sin Cristo). Piensas en todo tiempo en lo que quieres lograr, conseguir y te hablas a ti mismo como diciendo: "Tu lo puedes conseguir", "Nada es imposible", y frases de este tipo (Motivacionales, Psicológicas).

En Josue 1:9, “Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas". No obstante, cuando somo llamados a este maravilloso camino de Cristo, por la infinita misericordia de Dios nuestro Padre, nos encontramos frente a nuestra verdadera debilidad. Y pasajes como estos se vuelven en una utopía, cuando nuestra confianza no esta puesta en el Señor.

¿No te parece que debería ser al contrarío?

¿Que consecuente a este llamado deberíamos, estar fortalecidos en la potencia de su poder?. Podrías encontrarte con situaciones en las que, piensas que ya no puedes continuar, o que no entiendes porque quieres andar bien en todos sus caminos, y algo pasa y caes al piso. Sin embargo, una y otra vez se nos llama a confiar.

video

29 abril, 2011

Looking Ahead To Christ’s Return

Looking Ahead To Christ’s Return: "A true Christian has a good hope when he looks ahead: the worldly man has none. A true Christian sees light in the distance: the worldly man sees nothing but darkness. And what is the hope of a true Christian? It is just this, – that Jesus Christ is coming again, coming without sin, – coming with all His people, – coming to wipe away every tear, – coming to raise His sleeping saints from the grave, – coming to gather together all His family, that they may be for ever with Him. Why is a believer patient? Because he looks for the coming of the Lord. He can bear hard things without murmuring. He knows the time is short. He waits quietly for the King.
~ J.C. Ryle


Traducción. Un verdadero cristiano tiene una buena esperanza cuando mira hacia adelante: el mundano no tiene ninguna. Un verdadero cristiano ve luz en la distancia: el mundo ve nada mas que tinieblas. ¿Y cual es la esperanza de un verdadero cristiano? Es solo esto, -que Jesús el Cristo vendrá de nuevo, vendrá sin pecado, -vendrá con todo Su pueblo,-vendrá para enjugar cada lagrima, -vendrá para levantar Sus santos durmientes de la tumba, -vendrá para recoger a toda Su familia, para que puedan estar por siempre con El. ¿Por qué un creyente es paciente? Porque el busca la venida del Señor. El puede cargar cosas dificiles sin murmurar. El(cristiano) sabe que el tiempo es corto. El(cristiano) espera calladamente por el Rey. J.C.Ryle

Holiness: Its Nature, Hindrances, Difficulties, and Roots, “Christ is All”, [Moscow, ID: Charles Nolan Publishing, 2001], 382.

Visto en jcrylequotes

26 enero, 2011

Escogiendo un plan de lectura.

En este día me proponía con la ayuda de Dios, encontrar un plan de lectura. Inicialmente no me había preguntado ni ¿Por qué un plan de lectura? o ¿Para qué? Empecé por un artículo que había separado hace algún tiempo, escrito por Justin Taylor llamado "Bible reading plans" (Planes de lectura de la Biblia). Dentro de este artículo menciona tanto planes de lectura como recomendaciones, algunas como así que proporciona Stephen Witmer ventajas y desventajas de usar un plan de lectura. Las que tome de su artículo son citadas por Robert Murray McCheyne:

Peligros
Formalidad: El cual el plan degenera en un deber sin vida.
Auto justificación (lo llamaría orgullo): nos damos una palmadita en la espalda por haber cumplido.
Lectura sin atención: leemos rápido solo por terminar y no temblamos frente a la Palabra de Dios.
Una carga demasiado pesada: Dice McCheyne para los que se les convierte en una carga "arroja a un lado las ataduras y alimentante en libertad en el jardín dulce de Dios. Mi deseo no es echar un lazo, sino ser un ayudante de tu alegría."

A lo cual añado tan solo afirmando sus puntos, pues todos estos son peligros latentes cuando nos imponemos un método para hacer alguna cosa, debemos recordar que todo lo que hacemos debemos hacerlo corazón como para el Señor y no para los hombres (lo que nos incluye) Colosenses 3:23. Ahora veamos algunas ventajas:

Ventajas:
Leer por completo y de manera ordenada toda la Biblia en el curso de un año.
No perder tiempo decidiendo que porción de la Escritura leer cada día.
Fortalecer el vínculo de amor cristiano y unidad entre cristianos que leen la Biblia juntos.

De manera personal creo que con la ayuda de Dios nos provee una herramienta de disciplina y orden. Otras recomendaciones útiles como por ejemplo: hacer una lectura a conciencia, no leer porciones demasiado grandes y no demasiados libros al tiempo pues podría generar confusión, pueden evitarse las divisiones por capítulos que en algunas ocasiones cortan hilos de pensamiento. Algunas veces nos toparemos con porciones difíciles o densos como genealogías debemos recordar que toda la Escritura es inspirada por Dios como nos lo enseña 2 Timoteo 3.16, en esos casos podría ayudarnos el preguntarnos y en oración al Señor ¿Qué cosas podría aprender? ¿Con que fin Dios lo inspiro? Buscar maneras de aplicar lo que leemos Santiago 1.22 dice que debemos ser "no tan solo oidores" sino "hacedores de la Palabra".

Estas fueron recomendaciones que fui encontrando pero no son camisas de fuerza, personalmente acabo de terminar uno de Grant Horner, en el que se leen diez libros diariamente, un capítulo por libro. Se obtiene un gran contexto general y se leen varias veces algunos libros, como los Salmos, Proverbios, Hechos en mi caso leí varias veces el Nuevo Testamento.

Ahora no nos podemos olvidar que esto tan solo son herramientas que separadas del Autor de la Escritura no sirven para nada y es totalmente cierto. Esto me lo aclaro el Señor a través de ciertos pasajes como Salmos 119.18 "Abre mis ojos y miraré las maravillas de la ley", Salmos 119.36 "Inclina mi corazón a tus testimonios y no a la avaricia" y Salmos 90.14 "De mañana sácianos de tu misericordia y cantaremos y nos alegraremos todos nuestros días" y especialmente después de una lectura a la que Justin Taylor hace referencia, es un método del Reverendo James Gray llamado "How to Master the English Bible"

Rev. James Gray "Hay un sentido en el cual la Biblia debe ser "dominada" antes que pueda ser estudiada." Se hace énfasis en que el estudiante necesita una comprensión de la totalidad antes de que pueda provechosamente investigar las partes.

Aquí me detengo abruptamente porque en este momento me di cuenta o mas bien Dios en su bondad abrió mis ojos a algo que siempre me había estado enseñando y yo no había visto desde que todo esto empezó. Versículo tras versículo cobro sentido "Estad quietos y conoced que yo soy Jehová", "Considerad al apóstol y pontífice" y en las palabras de McCheyne en uno de sus sermones "Detente pobre pecador, párate y piensa, considera tus caminos... Se pierden eternamente más almas por falta de reflexión que por otras razones... Mirad con avidez todos los relatos evangélicos, hasta que dejen huella en vuestro corazón. Clamad para que el Espíritu Santo aliente sobre cada página que leáis y os presente a nuestros ojos de modo completo un Cristo manifestado". Tiene que ver con las palabras considerar, reflexionar, observar, poner nuestra atención en.

El método se trata de tomar un solo libro de las Escrituras leerlo, y volverlo a leer y volverlo a leer vez tras vez, como si no existiera ningún otro libro. "Leer un libro entero de la Biblia en una sola sentada" Rev Staller. Y continúo citando "yo vi por primera vez que un libro de la Escritura es una discusión completa de un único tema; sentí la fuerza del libro como un todo y entendí las diferentes partes a la luz del todo cuando nunca las había entendido por las partes en sí mismas", "se trata de integridad y suficiencia de un libro Bíblico como la unidad básica del pensamiento... cuando comprendes el libro puedes hacer progresos con las partes que lo constituyen"

Ahora sé que algunos me pueden estar haciendo gestos al respecto de esto de métodos y reglas y demás. Al final dice "La Biblia es un libro sobrenatural puede ser estudiado o dominado solo con ayuda sobrenatural. En las palabras de William Loff ‘¡Es el Espíritu de la Biblia! El que tiene los derechos de Autor de cada palabra'" Así que no se trata de un método sino de la dependencia al Autor de las Escrituras. "¿Quién es tan bien capacitado para iluminar las páginas del Libro dado que el autor quién lo escribió?", "La Biblia sin el Espíritu Santo es un reloj de sol con luz de luna".

1Co 2:12 "Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que proviene de Dios, para que sepamos lo que Dios nos ha concedido"

Andrew Bonar discrimina entre un ministro obteniendo su texto de la Biblia y otro obteniéndolo de Dios a través de la Biblia: una distinción que se mantiene bien fina no solo con referencia a la selección del texto para predicar sobre él, sino con referencia a la aprehensión (más que entender, comprender) espiritual de cualquier parte de la Palabra. Otros pasajes que mencionan la revelación que el Espíritu debe hacer de la Palabra para poder comprender espiritualmente las verdades en ella expresadas 1 Co 2:9-10 "Antes bien, como está escrito: Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, Ni han subido en corazón de hombre, Son las que Dios ha preparado para los que le aman. 10 Pero Dios nos las reveló a nosotros por el Espíritu; porque el Espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de Dios." Ef. 1:16-19 "no ceso de dar gracias por vosotros, haciendo memoria de vosotros en mis oraciones, 17 para que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de gloria, os dé espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de él, 18 alumbrando los ojos de vuestro entendimiento, para que sepáis cuál es la esperanza a que él os ha llamado, y cuáles las riquezas de la gloria de su herencia en los santos, 19 y cuál la supereminente grandeza de su poder para con nosotros los que creemos, según la operación del poder de su fuerza"

Al final de todo esto creo que el propósito de un plan de lectura no es solo leer por leer sino que a través de la lectura las verdades queden fijas en nuestra mente y corazón, razón por la cual el plan que escojas no implica que estés solo pues te será imposible, necesitas del Espíritu que te enseñe cada día lo que lees, de lo contrario no servirá de nada. Así que "Detente pobre pecador, párate y piensa, considera tus caminos" Dios me ha permitido experimentar lo que el reverendo menciona en este método pero nunca me había percatado hasta hoy que era lo que llevaba enseñándome todo este tiempo. Así que le doy gracias a Dios porque no es un método de hombres es la manera en que Dios quiere que leamos su Escritura, comprendiendo y viviendo a medida que nos va siendo revelada y fijada la verdad en el corazón.

Fuentes:
http://www.scriptoriumdaily.com/
http://thegospelcoalition.org/blogs/justintaylor