18 diciembre, 2008

Dios lo quiere todo de mi















Mateo 19:16
Entonces vino uno y le dijo: Maestro bueno, ¿qué bien haré para tener la vida eterna?

El le dijo: ¿Por qué me llamas bueno? Ninguno hay bueno sino uno: Dios. Mas si quieres entrar en la vida, guarda los mandamientos.

Le dijo: ¿Cuáles? Y Jesús dijo: No matarás. No adulterarás. No hurtarás. No dirás falso testimonio. Honra a tu padre y a tu madre; y, Amarás a tu prójimo como a ti mismo.

El joven le dijo: Todo esto lo he guardado desde mi juventud. ¿Qué más me falta?

Jesús le dijo: Si quieres ser perfecto, anda, vende lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven y sígueme.

Oyendo el joven esta palabra, se fue triste, porque tenía muchas posesiones.

Entonces Jesús dijo a sus discípulos: De cierto os digo, que difícilmente entrará un rico en el reino de los cielos.

Otra vez os digo, que es más fácil pasar un camello por el ojo de una aguja, que entrar un rico en el reino de Dios.

Sus discípulos, oyendo esto, se asombraron en gran manera, diciendo: ¿Quién, pues, podrá ser salvo?

Y mirándolos Jesús, les dijo: Para los hombres esto es imposible; mas para Dios todo es posible.

Entonces respondiendo Pedro, le dijo: He aquí, nosotros lo hemos dejado todo, y te hemos seguido; ¿qué, pues, tendremos?

Y Jesús les dijo: De cierto os digo que en la regeneración, cuando el Hijo del Hombre se siente en el trono de su gloria,vosotros que me habéis seguido también os sentaréis sobre doce tronos, para juzgar a las doce tribus de Israel.

Cualquiera que haya dejado casas, o hermanos, o hermanas, o padre, o madre, o mujer, o hijos, o tierras, por mi nombre, recibirá cien veces más, y heredará la vida eterna.


Pero muchos primeros serán postreros, y postreros, primeros.


En muchas ocasiones habia escuchado este pasaje, y lo habia leído. Sin embargo jamás había sentido en mi corazón el entregarlo todo y no en las circunstancias en que cualquiera diría que lo haría. Así pues que he comprendido que Dios no te pide las cosas cuando tu puedes darlas, ni cuando las circunstancias a tu alrededor son las mejores, sino que el viene a querer enseñorearse de ti cuando a tu alrededor parece no haber nada mas que entregar.

No es que sea un joven rico, pero esta enseñanza tipifica definitivamente cuando Jesucristo quería que no hubiera nada en el, y que lo siguiera sin absolutamente nada. Jesucristo sabia que el guardaba los mandamientos pero sabía que había algo mas que lo aferraba aun a esta tierra y esto le impediría que entrara en la vida.

Jehová es señor de todas las cosas, y no hará la excepción contigo, ni conmigo, el no quiere pedazos de nuestra vida como otros enseñan, que es como si El simplemente fuera un ayudante en tu vida diaria, o como si El solo estuviera para darte los tips para ser prospero y feliz en esta vida. Jesucristo dijo que en el mundo tendríamos aflicción, que aquel que quisiera salvar su vida la perdería.

La palabra dice que sus mandamientos no son gravosos (1 Juan 5:2-4), que su yugo es fácil de llevar(Mateo 11:29-30), pero definitivamente no se puede negar que seguir a mi Señor Jesús cuesta, pero el nos ha prometido como dice en esta misma enseñanza:

"De cierto os digo que en la regeneración, cuando el Hijo del Hombre se siente en el trono de su gloria,vosotros que me habéis seguido también os sentaréis sobre doce tronos, para juzgar a las doce tribus de Israel.

Cualquiera que haya dejado casas, o hermanos, o hermanas, o padre, o madre, o mujer, o hijos, o tierras, por mi nombre, recibirá cien veces más, y heredará la vida eterna."

Así pues que me sentiré afortunado y gozoso por ser participante de las enseñanzas de Jesucristo, no solo de ser oidor sino hacedor de su justicia(Mateo 7:24). Y que nuestra mayor recompensa será verlo llegar entre las nubes, cuando al mirarlo nuestras dudas y pensamientos caigan rendidos a sus pies, y nuestro corazón estalle en alabanza felices por haber sido salvados, por su amor, pues El nos amo primero.

Entrégalo todo si el te lo pide, dalo todo, porque "Por cuanto llamé, y no quisisteis oír, Extendí mi mano, y no hubo quien atendiese, sino que desechasteis todos mis consejos y rechazasteis mi reprensión; por eso, también yo me reiréen vuestra calamidad, me burlaré cuando os venga lo que teméis, cuando venga como una destrucción lo que teméis y vuestra calamidad lleguecomo un torbellino; cuando sobre vosotros vengatribulación y angustia." Proverbios 1:24

1 comentario:

verdaderavida dijo...

Jesús dijo a sus discípulos que les sería necesario dejar todo, algo imposible para los hombres, pero no para Dios; dejar familia, amigos, bienes o cualquier cosa que creas poseer, nunca será fácil, pero cuando llegas al punto donde todo lo que queda es uno mismo, y miras a tu lado y según tu no hay más que dar, has encontrado el verdadero sentido de la existencia, la clave de la verdadera vida, perder la tuya.
Nuestra vida no nos pertenece, es del Creador, así que no queda más respuesta, sólo dar gracias, reconocer que El es todo y que le glorificamos porque en su misericordia nos ha escogido, entre muchos llamados.
Si, Dios nos pide todo, todo lo que siempre le ha pertenecido. Así que Padre, volvemos a ti, reconociendo que pensamientos de bien y no de mal tienes para nosotros, que tu voluntad es perfecta y que mientras muchos se pierden, tras deseos efímeros, nosotros podemos cerrar los ojos y saber que somos tuyos. Gloria a Jah!